tratamientos

Odontología restauradora

La odontología restauradora es una disciplina que destina todos sus esfuerzos a intentar conservar las piezas dentales dañadas por medio de diferentes técnicas de reconstrucción y rehabilitación.

Los daños dentales, en un alto porcentaje de los casos, vienen provocados por la presencia de caries en los dientes o por golpes o traumatismos sufridos, y entre las técnicas más habituales de conservación podemos encontrar:

A. Obturaciones: Los dientes que están afectados por un deterioro estructural independientemente del origen pueden necesitan una obturación para su correcta reparación y, hoy día, los avances en materiales y técnicas dentales proporcionan métodos nuevos y eficaces para restaurar los dientes satisfactoriamente. La obturación de una pieza dentaria se basa en eliminar el tejido cariado o afectado, desinfectar los tejidos sanos que pueden estar contaminados de bacterias y restaurar la forma anatómica de la pieza dentaria mediante el empleo de diferentes materiales, el más importante, los composites o resinas compuestas.

B. Reconstrucciones o restauraciones: Cuando el daño es grande y se ha perdido gran parte de la corona dentaria, puede ser necesario realizar otro tipo de técnicas que aportan mayor resistencia al resultado final. Se trata de las reconstrucciones y hay varios tipos, entre los que se incluyen:

Restauraciones directas: Exigen una sola visita para colocar la reconstrucción directamente en una cavidad ya preparada. Los materiales utilizados para estas obturaciones incluyen la amalgama dental y, como hemos dicho antes, principalmente los composites.

Restauraciones indirectas: Las Incrustaciones dentales son indicadas para pacientes que hayan sufrido una pérdida de tejido moderada en alguno de sus dientes posteriores, siempre y cuando éste no quede comprometido. Hablamos de Inlay cuando la incrustación se realiza en la parte interna del diente y Onlay cuando abarca tanto el interior como el exterior. Existen diferentes materiales con los cuales se pueden realizar: La cerámica y la resina son más estéticas permitiendo que la incrustación quede del color natural del diente.
La adaptación de la incrustación generalmente se realiza en dos sesiones, aunque con la técnica de los Onlays de fibra de vidrio se puede reducir a una sola sesión.

C. Reconstrucciones con pernos: Los pernos o espigas intrarradiculares son elementos a modo de tornillos o clavos, que se introducen en los conductos radiculares de dientes que previamente han sido endodonciados. La porción que sobresale de la raíz permitirá la elaboración sobre ella de una restauración coronal mejor retenida.

¿Quieres pedir cita?

Te llamaremos lo antes posible