tratamientos

Blanqueamiento dental

A. Blanqueamiento externo: El blanqueamiento dental es un procedimiento clínico que trata de conseguir el aclaramiento del color de uno o varios dientes aplicando un agente químico, y tratando de no alterar la estructura básica de los mismos. Existen tres maneras de realizarlo:

Blanqueamiento clínico: Es el tipo de blanqueamiento que se realiza en la clínica dental y que es llevado a cabo por el personal de la clínica. Se realizan de 1 a 4 sesiones, cada una de unos 45 minutos, separadas entre ellas por varios días. El procedimiento consiste en el aislamiento de los dientes mediante un retractor de los labios y mejillas y un protector de la encía, la aplicación de un gel sobre la superficie de los dientes y la activación del mismo por una luz de polimerización.

Blanqueamiento ambulatorio: Es el tipo de blanqueamiento que el paciente realizará en su propia casa. El procedimiento consiste en confeccionar unas férulas o dispositivos de plástico muy blando con la forma de los dientes del paciente y entregárselas junto a unas jeringas de gel blanqueador a una concentración más baja que el que se emplea en el blanqueamiento clínico. El uso suele ser de 7 a 14 días.

Técnica mixta: Combina las dos técnicas anteriores, realizando primero el blanqueamiento clínico y reforzando sus efectos los días posteriores con el blanqueamiento ambulatorio.

B. Blanqueamiento interno: Cuando la decoloración del diente viene provocada por el efecto natural consecuente a la desvitalización del mismo, es decir, porque es una pieza a la que le han hecho una endodoncia. En estos casos, en lugar de aplicar un producto en el exterior del diente como en las técnicas anteriores, se coloca en el interior resultando muy efectivo el resultado final.

¿Quieres pedir cita?

Te llamaremos lo antes posible